martes, 23 de agosto de 2011

GAMMA RAY EN BOGOTÁ (COLOMBIA) 2010 - Crónica

Por: Jose Paschu
Redactor / Director

Foto Kai Hansen: Cortesía de José Luis López.

Tras veinte años de haber editado su primer disco, ajustando diez álbumes en estudio, uno recopilatorio, tres en vivo, varios sencillos y tres ediciones en video. Desde Alemania, la banda creada y liderada por Kai Hansen, ícono del heavy metal, Gamma Ray pisó por primera vez territorio colombiano en la gira mundial “To The Metal Tour 2010”.
El escenario anunciado en un comienzo era el Teatro Metropol pero, tras lo sucedido con la cancelación de W.A.S.P., con ellos alojados en el Hotel Tequendama, la Organización no quiso correr riesgos y se reprogramó para el Downtown Majestic.

Habiendo llegado en horas de la mañana para realizar diligencias personales y de paso almorzar con mi amiga Carito Uribe. Al regresar al hotel que acostumbro en estos casos, me encontré a los Legend Maker que recién habían arribado a Bogotá y previamente les había referido éste para que algunos de ellos se alojasen ahí y pudiesen descargar sus equipos habida cuenta de lo cercano al Teatro. Compartí unas palabras con Luisfer Caballero y Arlex, su nuevo baterista, quien debutaría esa noche.

A eso de las 5:00PM salimos para el sitio del concierto observando la larga y única fila habilitada para el ingreso de las dos localidades. Pasadas las 5:30PM inició la presentación de los grupos locales No Haven y Dragma 6. Al momento de ingresar subió Lanzeloth (de Ipiales, Nariño), una muy interesante agrupación que en días pasados había tocado junto a Darkempire y Freesoul en Cali. Después, desde Medellín lo haría Terra Sur quienes llevaron a Bogotá su buen heavy metal cuyo registro vocal nos recordó en parte a Elkin Ramírez en las notas bajas. Concluyeron su lista de tres canciones (común en todas las bandas) para dar paso a eso de las 7:00PM a los caleños Legend Maker quienes harían realidad un viejo deseo, tocar junto a “los padres del power-metal” según comentó su voz líder, Javier Angel, visiblemente emocionado y no era para menos. Personalmente, quien esto escribe en parte puede dar fe de ello ya que ha seguido su proceso desde cuando se inició la idea bajo nombres como “Obra Negra” y “Mester de Juglaria”. Para el recuerdo, la dedicatoria hecha a Gamma Ray de la canción con la que cerraron el set y que abre su disco debut de 1999, hablo de la clásica “Leonelda” una de mis favoritas además cuya interpretación canté a rabiar. ¡Bien por Ustedes, señores!
Una vez terminó el colectivo de bandas nacionales vino la paciente espera de media hora por Gamma Ray. El público ya había colmado el segundo piso y seguía ingresando al primero llenando en más de tres cuartas partes su aforo. A las 8:05PM las luces se apagaron, todo el mundo de pié gritando mientras los altavoces retumbaban el clásico “We Will Rock You” de Queen enlazado al opening que siempre usa la banda, “Welcome” de su primer álbum de 1990, “Heading For Tomorrow”, en adelante vendrían “Gardens Of The Sinner” y “New World Order”. A continuación presentaron dos temas de su último trabajo, “To The Metal”: “Empathy” y “Deadlands”. El repertorio incluyó “Fight” del inmenso “Majestic” de 2005, “Armaggedon” obra maestra del “Powerplant” de 1999, el solo de batería de Dan Zimmermann con todo y polka acompañada, “Mother Angel” y la bella balada “No Need To Cry” del último disco, “The Saviour / Abyss Of The Void”, “To The Metal” el himno que puso a corear al público que no paró de cantar todas y cada una de las canciones ante lo cual Hansen exclamó: “Bogotá, you rule!!”. Aquí vendrían dos clásicos de su mítico “Land Of The Free” de 1995: “Rebellion In Dreamland” y “Man On A Mission”. Con esto se despidieron por primera vez tras hora y media exacta de concierto. Volvieron de nuevo a escena en medio de los cánticos “Gamma Ray, Gamma Ray!!!” que esa noche recordamos del “Alive ´95”. Como anécdota se cuenta la salida de Kai Hansen usando un sombrero “vueltiao”, típico de nuestra Costa Atlántica. Remataron su presentación con dos himnos compuestos en su época con Helloween: “Ride The Sky” y “I Want Out”. ¡Inmensos!.
Fue un recital casi mágico con estas dos joyas, piezas incunables del universo del heavy metal. Ver al carismático señor Hansen enfundado en un sacoleva negro tocando su clásica ESP RV-300 color fucsia fue para muchos, un sueño hecho realidad. Por supuesto que la banda y sus demás miembros no desentonan, no en vano hoy por hoy es una de las alineaciones más sólidas a todo nivel ya que desde 1999, Dirk Schlächter en el bajo, Henjo Richter en la guitarra y Daniel Zimmermann han permanecido unidos ondeando esa bandera llamada Gamma Ray.
La última canción en salir al aire fue “Send Me A Sign”, nuevamente del “Powerplant” terminando así una jornada con la banda visiblemente emocionada por la respuesta del público colombiano, recibiendo banderas y un cuadro de sus seguidores. Repartiendo picks de guitarra, Dan escurriendo a dos manos su roja camiseta empapada de la Mannschaft, selección alemana de fútbol y, tras la doble inclinación ante sus fanáticos, se despidieron por esta vez.

Con esto terminamos otra página de conciertos y crónicas. Agradecimientos a Open Mind Music Community por el apoyo y atención. Igualmente a nuestros amigos de Legend Maker, Luisfer y compañía, apoyo total como desde el principio. Hasta la próxima. Cavernet Rock.

“If you just can not feel it
You´ll never understand
You´re never gonna beat it
´cause Metal rules the land
Hail!
Hail to the Metal, hail
Hail Heavy Metal, hail
Hail!”

“To The Metal” (2010)


Publicado previamente en el desaparecido
webmagazine Rock Cultura