sábado, 30 de diciembre de 2017

HELLOWEEN EN MADRID 2017 – Crónica

Por: Sandra ´Metalgirl´ Marín
Cavernet Rock País Vasco y España
Fotos: (c) Helloween
Pumpkins United Tour
Sábado, 9 de Diciembre
WiZink Center, Madrid

Por fin llegó el día más anhelado por miles de fans de la vieja guardia y nueva era, la banda germana Helloween y la esperada reunión de sus integrantes hablo de Kai Hansen (fundador) y el recordado Michael Kiske después de tantos años y rumores por fin es una realidad en este tour internacional. Llegamos para cumplir la gran cita llevada a cabo en el antiguo Palacio de los Deportes, hoy WiZink Center donde alrededor de 14.000 asistentes calmarían la pasión por el heavy metal con la banda en vivo sin teloneros, tan solo ellos cumpliendo el sueño de muchos lejos de aquellos rumores de playback y demás. Solo quedaba esperar por una voz al 100% de Kiske  para que fuese inolvidable. Cabe mencionar que después de más de 25 años una reunión como esta debería ser memorable, olvidando las diferencias entre ellos que por aquel entonces llevó a que cada quien tomara su camino mencionando a un Kiske que algún día repudió del género alejándose por muchos años de este.

Mientras llegaba la hora disfrutamos de la música ambiental del recinto. Al fondo se podía apreciar un telón con el logo gigante de la banda el cual en poco tiempo dejaría de ocultar el escenario. Casi puntuales, 8:30 PM pasadas, el telón cayó riendas abajo y la multitud se dejó escuchar en todo el lugar y no era para menos, dar paso a “Halloween”, temazo, difícil de creer ver a Kiske y Deris eufóricos ante tanta multitud alternando voces. Espectacular escena ver a los siete en tarima, se notaba la buena química desde el principio en especial ellos dos quienes de vez en cuando hacían gestos vacilantes, con abrazos y chocadas de cabeza como si fuesen los mejores amigos y la multitud estallaba de emoción.

Seguido a esto sonaría “Dr. Stein”, clásico del Keeper II, impresionante. El corazón se me quería salir, la puesta en escena increíble. Un Weikath serio como de costumbre pero su guitarra impecable como siempre, Grosskopf un vacilón sin pudor dando alegría en el escenario, Mr. Hansen lleno de adrenalina tocando sin parar con la fuerza que lo caracteriza sin dejar de lado a Sascha en el fondo, haciendo guiños en cuanto tenía ocasión eso sí, sin parar de tocar y el batero Dani Löble, que sin dudar es increíble en los tambores. Kiske nos sorprendió en cada canción y aunque ya no tiene la fuerza de otros tiempos, nos logró llevar al pasado con temas que jamás pensamos volver a escuchar en vivo en su voz. Deris no paraba de hablarnos en español, presentó dos nuevos amigos Seth y Doc, unas tiernas calabazas en dibujos animados que serían las encargadas de presentar cada canción. Sin esperar más, “I´m Alive” del Keeper I y el momento para que Kiske diera lo mejor que podía, la verdad muy bien. Paso seguido, Deris nos pregunta si queríamos volar y no fue difícil adivinar, “If I Could Fly” del polémico disco oscuro –The Dark Ride– que por cierto fue en la gira de ese álbum cuando les vi por primera vez en Colombia. Canción cantada con emoción por los espectadores confirmando que su voz aún nos hace vibrar y lo que queda, seguida de “Are You Metal?”.

Luego vendría la aclamada “Rise And Fall” con un auténtico Kiske dándolo todo para de nuevo dar paso a Deris con “Straight Out Of Hell” para después sorprendernos con un sombrero y convertido en un “Perfect Gentleman”. Excelente presentación demostrando confianza y fuerza para rato. Por fin le llegaba el momento a Kai Hansen y poder deleitarnos con los sonidos más potentes de la banda por allá en 1985/86. “Starlight” fusionándose con “Ride The Sky” y “Judas” donde fue mágico escucharlos en la voz de Hansen, memorable. Luego “Heavy Metal (Is The Law)” con él casi líder lleno de vitalidad y con la enorme aceptación de los presentes.


Llegaría el momento más suave y crucial para el dúo Kiske/Deris con “Forever And One (Neverland)” de nuevo juntando sus voces, increíble. Enseguida Kiske repasa el tema de “cuando tenía una larga melena rubia”, “A Tale That Wasn´t Right” preciosamente cantada por él, costándole un poco pero al fnal superándolo, sin palabras. Volviendo a Deris, “I Can”, tema de gran disfrute entre los asistentes. Posteriormente sonaría la atronadora batería de Dani Löble a dúo con el gran Ingo Swichtenberg (Q.E.P.D.) quien en pantalla le seguía el ritmo al primero ofreciendo un tributo memorable al inconfundible Mr. Smile, como le apodaban en su momento. Al terminar los gritos y aplausos no cesaban en el WiZink Center. Aparecería de nuevo en escena Kiske con “Living Ain´t No Crime” seguida de “A Little Time”.

Salía de nuevo Deris con "Why?", seguida de la tremenda "Sole Survivor" del Master Of The Rings, temazo coreado por todos y me incluyo. De repente suena "Power" con él al mando mostrando todo lo que aún puede hacer en escena dándolo todo sin parar. Los aplausos serían muy merecidos ya que cuenta con con más de veinte años en Helloween. Llegaría un momento que será recordado por siempre, "How Many Tears" en la voz de Hansen, Deris y Kiske, único e inolvidable ya que anunciaron la grabación del concierto para un futuro DVD.

Después de tremendo trío de voces y guitarras dieron paso a la clásica "Eagle Fly Free". No podría describir lo que se siente escuchar un tema como ese después de tantos años y en la voz original de Michael Kiske. Luego de más de dos horas de adrenalina, el turno era para la infinita "Keeper Of The Seven Keys", épica y fenomenal de por sí y una de sus canciones más largas. El recinto se venía abajo de tanta locura junta mientras se despedían uno a uno, algo de tristeza ya se sentía en el aire.

Ya a oscuras pantalla y escenario, la multitud se oía tremendamente y pensaba, "¿Ha finalizado?, ¡No!", faltaba alguna clásica mortal de aquellas que en su momento allá por los años ochenta les convertiría en los mejores de su género. Sonaron las guitarras y llegó el poder absoluto en taria con "Future World" y la infaltable "I Want Out". Fue mágico ver a todos cantando y coreando sin descanso no sin antes oír el potente guitarreo de Kai Hansen recordando a los que ya no están aquí, Dio, Lemmy y Malcolm Young, mientras se mezclaban las voces de Andi y Michael. Lugo de casi tres horas de concierto se despedían. Increíble y memorable que mientras tocaban estos últimos temas salían desde el escenario numerosos globos gigantes seguidos de confeti disparado por un tubo sin fin.

La multitud anonadada daba gracias con aplausos y gritos sin cesar, se alargaba la partida haciendo todo más increíble. Diré que hubo un momento especial cuando Sascha corrió por el escenario, agarró a Kiske y lo alzó en sus brazos frente a todos mostrando lo feliz que estaba. Se fueron por fin entre miles de aplausos quedando para la historia este concierto para lo que quede de vida. Sobra decir que es de los mejores que he visto, después de Maiden. Hasta pronto.

Metalgirl 2017.

Sandra ´Metalgirl´ Marín
Corresponsal Euskadi/País Vasco y España

martes, 19 de diciembre de 2017

FESTIVAL CALIBRE/CRUZADA DEL FUEGO 2017 – Crónica

Por: Redacción Cavernet Rock
Fotos: Cavernet Rock

Diciembre 1 y 2 de 2017
Coliseo de Tejo, Unidad Deportiva Panamericana
Cali, Colombia

El último mes de 2017 trajo consigo el evento principal del año para el rock/metal caleño que en esta nueva edición sería una alianza estratégica como en 2016 para optimizar tanto recursos de la Secretaría de Cultura como propios de la autogestión de la organización, muestra fehaciente de lo complejo que es hacer conciertos de mediano y gran formato en nuestra ciudad, de magnitud no comparable con el Altavoz ó el GritaRock, por citar dos a nivel país.

Es así como esta ocasión y a diferencia del año pasado, se agrupó en dos días temáticos con ocho bandas para el primero y once para el segundo, cada uno encabezado por internacionales de peso como Obituary y The Casualties, respectivamente.

Día 1, Metal:

La Cruzada del Fuego, el evento de metal más importante del género en Cali por antonomasia, anunció la leyenda del brutal death norteamericano acompañados de una selección por convocatoria de un buen cartel local iniciando con The Remains, a quienes habíamos visto recientemente en Tuluá y Dementor. Unos precisos y muy enérgicos Blackburned por primera vez tendrían una tarima grande en la ciudad para demostrar todo el poder de su hard rock/heavy metal contemporáneo que en febrero cumplirá cuatro años. Más que pendientes estamos de su primera placa la cual lleva meses en proceso. A continuación Nihil Obstat tomaría el lugar de Evil Darkness para demostrar porqué son un referente nacional en cuanto a death metal se refiere luego de tomar parte de Suffocation en Medellín en septiembre pasado.

Blackburned.
Nihil Obstat.

Desde Armenia, Evil Darkness tras superar contratiempos en carretera continuaría la descarga de brutal death de gran nivel con buena acogida del público que ya entrada la noche y con tremendo aguacero típico de la época del año, llegaba cada vez en gran número esperando el artista principal. Bloodshed, joven agrupación caleña cuyo EP debut reseñamos en julio y que en un año de trayectoria ha ascendido en la escena local y regional renovando la energía y propuesta del género en la capital del Valle, descargó su repertorio y covers de Belphegor y Grave dejando una cota muy alta que solo la superaría el acto central de la noche, Obituary.

Evil Darkness.
Bloodshed.

Cerca de 500 almas si no eran más, agrupadas bajo la cubierta del Coliseo de Tejo y ante una lluvia incesante, esperaban impacientes la salida de los de la Florida. Veinte años atrás, como pudimos constatar a voz de pasillo, era impensable creer poder tener a los hermanos Tardy en Cali.

Con ansias y muchas expectativas las almas apasionadas por el death metal esperaban por Obituary, el plato fuerte de la noche. Sin mucho retraso ni mayor parafernalia, el quinteto originario de la Florida, death metal old school, inició su show casi que a perfección con el horario previsto. “Redneck Stomp” como es costumbre en todos sus conciertos desde 2005 en que fue lanzada, fue la primera canción para ser interpretada. Se dice que esta canción instrumental contiene todos los elementos sonoros contundentes y propios de la banda por lo tanto al ser tocada en vivo para el ingeniero en consola, aparte de las pruebas de sonido previas es un certificado de calidad de lo que se viene para el público.

Después de un corto saludo de parte de John Tardy, la máquina destructora desplegó una a una, canciones que han sido significativas para la historia del death metal como “Sentence Day”, “Chopped In Half” y “Visions In My Head”, a lo que el público respondió enérgicamente a los riffs más que las letras a pesar de ser canciones nuevas. Terry Butler, pieza fundamental en el desarrollo de este género del metal como tal presentó un sonido realmente sorprendente. Su bajo sonaba compacto como concreto y contundente como una bofetada, Donald Tardy hacía lo propio en la batería con un estilo muy propio y triturador para tocar siendo la espina dorsal de la bestialidad de banda que son, Kenny Andrews no se quedaba atrás en la guitarra y Trevor Peres quien dio una clase magistral de cómo hacer death metal del más alto nivel tocando en mochos y con una Fender Stratocaster.

En vivo Obituary es una agrupación reconocida por su energía y su sonido compacto. La experticia y el acople en más de treinta años de tocar juntos y toda una vida dedicada a los sonidos extremos dio sus mejores frutos en la tarima de la Cruzada del Fuego. La recién lanzada, “A Lesson In Vengeance” fue interpretada como todo un  clásico pese a haber sido publicada este año. Es de apreciar que siendo una canción tan joven, haya sido tan bien digerida por el público. La agrupación ha sabido mantener su sonido primordial identificador intacto a través de los años, esa combinación de riffs minimalistas de sonido siniestro tocados en tiempos serenos con los agonizantes aullidos de Tardy  expresan profundo tormento y terror.

Entre canciones muy nuevas y composiciones realmente clásicas como “Dying” del Cause of Death y “Don´t Care” del World Demise, avanzó a ritmo constante el concierto deleitando totalmente a una masa palpitante de fanáticos durante aproximadamente hora y media del más rudo y rítmico death metal. Cabe resaltar que al final de concierto escuchamos varios comentarios lamentándose que tocaran “tan poco tiempo” y es entendible desde el punto de vista que cuando algo se disfruta tanto, el paso del tiempo no se siente, caso muy puntual en este concierto. Para terminar los Tardy Brothers y su combo tocaron con fuerza y clase el himno “Slowly We Rot”, coreado, gritado y aplaudido por el público.

Obituary dejó un buen sabor de boca y la barra muy alta en cuanto a presentaciones del estilo musical en esta ciudad. Fuimos muy afortunados de poder ver en vivo tal nivel de músicos y de una manera desgarradora cómo la historia del death metal de la Florida puede ser sentida en un condensado sonoro, aplastante, compacto. A pesar de contar con varias décadas encima dan la impresión de estar escuchando a los mismos “pelaos” que por allá en el ´84 les dio por hacer este ruido enérgico y brutal porque les encanta. Definitivamente aún se ve y se escucha lo mucho que lo disfrutan y cómo se divierten en tarima. ¡Tremendos!.

Así terminó la primera jornada ante la sorpresa acerca de que Nervochaos no se presentaría por motivos de último momento. Estamos seguros que no se les echó en falta.


Día 2, Rock:

El Festival Calibre, en más de una década se ha caracterizado por ser la insignia y principal escenario del rock alternativo en la Sultana del Valle. En este caso incluyó un colectivo de bandas que sabemos se destacan desde sus diferentes propuestas y que cuentan con público que asiste a los pequeños eventos del circulo local para el caso de Cali o nacional en el caso de Feed Blak, de Pasto. No deja de ser desmotivante la ausencia de dicho público que se perdió la ocasión, única en el año, de poder observar diez buenas bandas además de la internacional de cierre. Por supuesto independiente de que sean o no de nuestro gusto o interés personal y que estas tengan que hacer su rutina en vivo ante tan escasa asistencia, es lamentable desde todo punto de vista que el público alterno/rock/punk no haya apoyado –infame palabra del medio– el cartel del Calibre y que solo haya respondido con aguas tibias cuando se acercó el momento de tener a la última banda en tarima.

Red Sun Cult.

Destacamos el esfuerzo de Biofonic, que inició la tarde sumado a Coffee Machine, Coyote Rojo, Feed Blak y Azulados. Red Sun Cult, que había girado por México a finales de octubre y principios de noviembre con un EP reciente a cuyo lanzamiento asistimos, dio todo para quienes tenían ganas de verlos. Zola, metal power trío, hilvanó una correcta y muy destacada presentación. Paréntesis: Su promocionado ají rinde homenaje al tema del mismo nombre, “The End Of  Days To Come”, muy bueno y totalmente recomendado para los cultores del picante culinario.

Zola.
Sin Pudor.

De Bogotá, las chicas Sin Pudor llegarían cargadas de punk clásico luego de su paso por Rock Al Parque. Con muchas ganas y buen show, dieron todo tratando de hacer que la gente se moviera generando un tímido pogo al final de su participación. Con Immodium, que cuenta con dos álbumes y buen recorrido y Vientre, que no ahorró esfuerzos en llegar al público, cerró el bloque local/nacional cuando ya los neoyorkinos se encontraban en camerino listos para salir a escena y darle luz a una noche gris.


Sin presentaciones ni anuncios previos y con un intro con fragmentos de clásicos del género, The Casualties dió inicio a su presentación derrochando energía y ganas de llegar a sus seguidores. Con un medley de tres temas de sus paisanos Ramones y una gran selección de su discografía en 27 años de carrera, se despedirían para dar por terminada esta nueva edición de este Festival conjunto.



Agradecemos a la Organización en cabeza de Edwin Villareal, Carlos Balcázar y Danny Castillo, por seguir creyendo en la escena caleña y facilitar nuestra labor. Años atrás -nos incluimos- no llegamos a tan siquiera imaginar tener en casa a dos grandes bandas como Obituary y The Casualties y sabiendo de primera mano el potencial y nivel de las bandas locales y nacionales quién lo diría, al final fue el público del segundo día el que dejó la asignatura pendiente. Esperamos vernos en 2018 en una nueva versión con los mejores deseos de seguir uniendo fuerzas en esta tropical plaza. Agradecemos a Karent Hoyos quien por segunda vez colaboró con este medio de prensa con su registro gráfico. Así cerramos nuestra labor en cubrimiento de eventos por este año. Nos vemos en 2018. Cavernet Rock.

Galería completa de imágenes en nuestro Facebook Fan Page.



jueves, 23 de noviembre de 2017

BARÓN ROJO VOLÓ DE NUEVO SOBRE CALI (Colombia) – Crónica

Por: Jose Paschu . Director
Fotos: Cavernet Rock
15  .  11  .  2017
Maya, Medium, Arteus, Barón Rojo
Bolívar Centro de Eventos, Cali
Colombia

“No hay plazo que no se venza ni deuda que no se pague” dice el adagio popular, pues habrían de pasar tres décadas para que la leyenda del heavy español Barón Rojo volviese a esta ciudad. Algunos pocos repetían la cita histórica, para quien escribe significaba una asignatura pendiente pues en dicha época asistir fue imposible por limitaciones de edad y economía. Crónica del reencuentro del Barón con Santiago de Cali treinta años después.

La jornada empezó al caer la tarde desde la rueda de prensa para medios en Bourbon St., bar ubicado muy cerca del lugar del evento y del hotel que acogió la banda en el sector de Granada. Poco a poco fue llegando el colectivo de comunicadores acreditados y tras ellos los españoles que venían de realizar la prueba de sonido. Como fuimos los primeros en llegar, seríamos encargados de abrir la serie. Muy amena y cálida sesión en la que la banda declaró que espera poder seguir tocando muchos años más, que no saben por qué tuvo que pasar tanto tiempo para volver a la ciudad, que de aquella vez en 1987 recuerdan la gran asistencia de público y que se coló sin pagar buena parte de este tanto aquí como en las otras ciudades y que una futura reunión con los demás integrantes fundadores está descartada, entre otras, fueron sus respuestas incluyendo tener conocimiento que uno de los equipos de fútbol locales cuenta con una peña/barra inspirada en su nombre. Dicho colectivo se hizo presente obsequiándoles un trapo/bandera conmemorativa que prometieron colgar en su local de ensayo.
Posteriormente, tras un rato y un par de cervezas Nitro Black IPA en Ritual nuestro centro de operaciones los dos últimos días, llegar al antiguo Teatro Bolívar, amplia y muy cómoda locación, quizás el mejor lugar para eventos que tenemos actualmente, e ingresar para dar cuenta de la gran convocatoria que auguraba lleno total, tremenda fila afuera y sold out inminente gracias a la ya poca boletería disponible. Dicho esto, Maya –desde Armenia– fue la banda encargada de abrir la noche. Proyecto solista creado en 2014 por Juan José Maya que contó con gran receptividad y aceptación en su primera presentación en Cali cuya deuda podemos decir está saldada y de qué manera luego de la cancelación de Riot V el año pasado. Desde Pereira, Medium trajo lo mejor de su repertorio cargado de heavy metal contemporáneo acuñado en diez años de carrera que tras cuarenta minutos en tarima dejó muy buena impresión en el público caleño. Los locales Arteus cerrarían el bloque nacional previo a lo que todos esperaban ya con cierta impaciencia, Barón Rojo, quienes pasadas las 9:20 de la noche saldrían a escena para dar por terminada la larga espera treinta años y dos días después de aquel mítico 13 de noviembre de 1987 en el Coliseo Evangelista Mora.
Maya.
Medium.
Arteus.
“Barón Rojo” fue la apertura para que una a una emergiera toda una serie de canciones consideradas himnos del heavy metal en español. “Son Como Hormigas”, “El Enemigo a Abatir” e “Incomunicación” dejaron en claro que nos esperaba una noche inmensa. Con la casa llena y el público rendido a los pies de los barones, en el foso de prensa los encargados de seguridad iniciaban la lucha de fuerza para contener la horda volcada contra la valla lo cual se mantendría durante todo el concierto.

“Chica de la Ciudad”, “¿Qué Puedo Hacer?” de Metalmorfosis (1983), “Satánico Plan”, “Caso Perdido” y “Hermano del Rock & Roll”, todas cantadas sin pausa por los fanáticos en especial los de adelante que fieles fungen de carne de cañón con todo gusto, dieron paso a una descarga memorable, la instrumental “El Barón Vuela Sobre Inglaterra” que sirvió de preludio a dos de los cortes favoritos de quien escribe, “El Malo” y “Las Flores del Mal”. Luego “Con Botas Sucias”, gran canción dedicada cariñosamente a la disquera CBS que abre su álbum debut de 1981, “Hijos de Caín” y “Cuerdas de Acero” coreadas a rabiar hasta el cansancio. Con el medley “Los Rockeros Van al Infierno/Desertores del Rock/Cueste lo que Cueste/Casi Me Mato/Smoke on the Water” la cosa fue tomando curva hacia la recta final. No deja de sorprender gratamente la energía que dejan en vivo y la calidad interpretativa tanto de los señores de Castro como de Angel Arias en el bajo y Rafa Díaz en la batería, quien en la firma de autógrafos contó que su primera visita con el Barón al país fue en 2008 cuando los vimos en Pereira.     

Las inmortales “Larga Vida al Rock and Roll” y “Concierto para Ellos” dieron paso a la poderosa “Resistiré” y la bella “Siempre Estás Allí” con la que se despedirían temporalmente –y hasta donde el setlist estaba pactado en el papel– para volver con “El Rey del Pinball” versión de “Pinball Wizard” de su más reciente álbum homenaje a The Who, Tommy Barón (2012), la cual disfrutaron tanto los más vieja guardia como los conocedores de la discografía de los madrileños, luego “Seguimos Vivos”, la gloriosa “Breakthoven” y cerrar finalmente con “Herencia Letal”, tremendo corte de Obstinato (1989), último disco grabado junto a Sherpa y Hermes. Qué joya para el cierre de este gran concierto que duró dos horas y cuarenta y tres minutos en total y si no es porque apremiaba el tiempo bien podrían haber tocado un par más. En el voz a voz a la salida se oiría decir que ha sido de lo mejor que se ha visto en años recientes en Cali, que la banda suena mejor que nunca, los hermanos de Castro lucen incansables dando cátedra de buen hacer y que con casi cuarenta años de carrera hay Barón para rato. El sonido estuvo a la altura, además que teníamos prácticamente la banda a menos de dos metros de distancia.

El remate convocado por esta casa tuvo lugar en Ritual, cervecería artesanal caleña ubicada a pocas cuadras del concierto, cuyo brewmaster hace parte de nuestro equipo de trabajo y a donde llegaron decenas de asistentes con ganas de seguir la fiesta, de probar una cerveza de calidad a modo de colofón para una noche que seguramente seguirá dando de qué hablar en la escena local además de inolvidable para los que asistimos.

Agradecemos a la Organización del evento, String Howling Producciones e Indexes Pro., por haber apostado por traerlos de nuevo después de tanto tiempo y por facilitar en todo momento nuestra labor. A nuestros compañeros de Antares TV, Radio Macondo, Lágrimas de Acero, Rock And Roll All Night y demás cuyo nombre se nos escapa, por el apoyo y camaradería. Para nosotros como medio de prensa es motivo de orgullo y alegría ver el Teatro lleno y tantas caras felices a la salida. A los señores de Medium y Maya nuestra cordial felicitación, que no haya que esperar eventos como este para poder apreciar bandas nacionales de gran nivel por estos lados. A Karent Hoyos, reportera gráfica adscrita a esta casa en su primera colaboración especial, a los amigos y amigas de vieja y nueva data con los que compartimos saludos/abrazos/cervezas y en especial al público de Cali y ciudades vecinas que cumplió la cita. Como dijimos hace nueve años luego de verlos en vivo por primera vez, ojala el tiempo no logre que el Barón Rojo deje de volver a Cali algún día. Cavernet Rock.
(Galería completa de imágenes en nuestra página de Facebook)





miércoles, 15 de noviembre de 2017

SOUND OF THUNDER FEST TULUÁ 2017 – Reportaje

Por: Jose Paschu . Director
Fotos: Cavernet Rock
12 .  11 . 2017
Sexecution, The Remains, Maze of Terror, Sagros, Gutgrinder, Riptor
Teatro Sarmiento, Tuluá

Una nueva edición del Sound Of Thunder Fest, la más reciente tuvo a King Of Bones de Brasil en septiembre pasado, tuvo lugar el pasado domingo prefestivo 12 de noviembre. Para esta ocasión el local asignado fue el Teatro Sarmiento, joya arquitectónica ubicada en pleno centro de la ciudad con noventa años de existencia. El papel anunciaba una selección de bandas vallecaucanas y como cabeza los peruanos Maze of Terror como parte de “Executio Bestialis Tour”.
 
Sexecution.
Salimos de Cali en el vehículo dispuesto por la Organización el cual además de transportar dos de las bandas caleñas llevaba gran parte del backline del concierto. Al llegar a la ciudad y luego de algunas horas de espera, saludar y compartir con viejos y nuevos conocidos, los locales Sexecution darían inicio oficial al evento. Presentaron su nuevo integrante masculino tras el reciente retiro de su bajista fundadora. Buen show el de esta banda que por cierto me hizo entrega de una copia de aquel demo tape lanzado a finales de 2015, Black Widow. The Remains, metal caleño con más de una década de trayectoria continuaron la jornada. Los volveremos a ver muy pronto el 1° de diciembre acompañando a Obituary en Cali.
 
The Remains.
A continuación Maze of Terror saldría para descargar la potencia de su thrash metal promocionado como la nueva promesa del género en el vecino país. Quizá el sonido les jugó en contra, con todo y eso logró enganchar algún sector del público que en buen número se hizo presente en esta ocasión. Sagros, que este año cumplió veinte de carrera, llegaría y jugaría de local como hemos escrito en previamente en estas páginas. Vayan donde vayan en el país mucha gente los sigue y apoya. Por primera vez en la noche motivaron a que los más jóvenes armaran el pogo durante toda su ejecución.
 
Maze of Terror.
Gutgrinder, que pronto ajustará seis años de creado y su primer álbum de estudio A Prophecy Of Sacrilege lanzado a mediados del presente año, sacó todo su arsenal en esta su primera presentación en Tuluá y a fe que les fue muy bien. Cerró la noche Riptor, cuyos cinco años de thrash metal han dado buenos frutos como hacer parte de las bandas del Festival del Diablo que en su tercera versión traerá un cartel nunca antes visto en el país. Tras esto, las despedidas de rigor y cargar de nuevo los equipos, retomamos carretera para llegar a la capital del Valle eso de las 3:30 AM.


Agradecemos a Felipe Zorrilla por la amable invitación y facilitar nuestra labor. Fue un buen parche a final de cuentas, mucha camaradería y buena energía esta nueva visita al corazón del Valle. Hasta la próxima. Cavernet Rock.

Sagros.

lunes, 30 de octubre de 2017

LA REUNIÓN DE LAS CALABAZAS, Helloween en Colombia 2017 – Crónica

Por: Fred Barrios
Especial para Cavernet Rock
Fotos: F. Barrios

Siempre se ha visto el debate acerca de cuál etapa de Helloween es la mejor, si la era con Michael Kiske, la era con Andi Deris o el Helloween de los inicios con Kai Hansen. Pues lo que nunca se llegó a pensar sucedió, la banda alemana de promovió "Pumpkins United", lo que traería de nuevo para una gira mundial a dos de sus más importantes miembros de los inicios, Kai Hansen –el padrino del power– fundador de la banda junto a Michael Weikath y voz principal en Walls of Jericho el primer disco de estudio, y Michael Kiske, la prodigiosa voz e influencia principal del género con el que grabaron unas de las piezas maestras del power metal. Colombia sería incluida en la gira mundial que celebraría tal reunión para ser testigos de un capítulo importante en la historia del heavy metal, las tres voces de la banda en una sola tarima haciendo un recorrido por lo mejor de su discografía. Fue así como se escribió este capítulo donde los Pumpkinheads colombianos disfrutamos de uno de los mejores shows del 2017.

Había mucha ansiedad por conocer el repertorio de la banda. Días atrás empezó a develarse cuando la banda dio inicio a la gira en México. Junto a la expectativa por las canciones que tocarían surgió algo de polémica de parte de algunos asistentes que aseguraban que Michael Kiske había hecho playback en algunas de las canciones, situación que fue aclarada luego por Kai Hansen en una entrevista donde declaraba que en efecto usaron voces de apoyo ya que él se encontraba enfermo lo que fue confirmado por las redes sociales oficiales de los teutones. Se puso en riesgo la gira debido a la salud de uno de sus vocalistas a lo cual la banda decidió modificar el repertorio para el show de Costa Rica bajo el visto bueno de Kiske, quien no quería defraudar a todos aquellos seguidores que soñaban con presenciar una de las reuniones más anheladas. 
El miércoles 25 de octubre, cientos de almas amantes al sonido de Las Calabazas cumplimos con la cita y disfrutamos de un show de dos horas y treinta y cinco minutos con Helloween en el mes de las brujas. El mejor inicio se dio con "Halloween" interpretada a dúo por Kiske y Deris con lo cual estalló de emoción el recinto seguido por "Dr. Stein" y "I'm Alive" nos daban señal que iban a interpretar lo mejor de los Keepers. Luego el mismo Andi Deris, en claro español indica que Michael Kiske se encuentra un poco enfermo de la voz y que todos teníamos que cantar con él para darle ánimos, se apodera del escenario con su gran carisma y dice que va a cantar una canción con la palabra "volar" y presenta "If I Could Fly" después la poderosa "Are You Metal?" y "Waiting for the Thunder" que no estaba prevista por ninguno de los asistentes. Cerraban este primer acto del show con "Perfect Gentleman " del primer disco de estudio de la banda con Deris, Master of the Rings, de 1994. 

En seguida junto a un despliegue audiovisual animado, la banda indica que es el momento de recordar el primer álbum y sería Kai  Hansen quien tomaría el liderato y con el medley  "Starlight / Ride the Sky / Judas / Heavy Metal (Is the Law)" le daría al show el toque speed que pondría a practicar el famoso headbanging que no puede faltar en un concierto de metal. 
Llegaría el momento más emotivo de la noche y al frente estarían Kiske y Deris quienes a dúo interpretarían "Forever and One (Neverland)" seguido de "A Tale That Wasn't Right" haciendo que la noche fuera mágica. 

"I Can", del Better than Raw, pondría a saltar a los espectadores y luego un solo de batería de Dani Löble en batalla con el desaparecido Ingo Schwichtenberg (Baterista original, en pantalla), un merecido tributo a Mr. Smile como era conocido en su momento. Markus Grosskopf, bajista de toda la vida de la agrupación animaría a la gente para dar inicio la canción "Why?", luego "Sole Survivor" y uno de los himnos del disco Time of the Oath como lo es "Power", llegaría en un preciso momento de la noche. El show de sus guitarristas Kai Hansen, Michael Weikath y Sasha Gerstner tomaría lugar con la inmortal "How Many Tears" donde demostraban sus habilidades con las seis cuerdas. Michael Kiske a pesar de no estar al 100% dio todo su potencial y con "Eagle Fly Free" y "Keeper of the Seven Keys", demostró que seguirá siendo unos de los mejores vocalistas de power metal. 
La noche llegaba a su fin pero no antes cantar a todo pulmón "Future World" y "I Want Out" dando cierre a un espectáculo sin igual quedando solo una pregunta en la fanaticada: ¿Después de esto, qué?. La gira continúa por ahora hasta finales de 2018 y queda la incertidumbre si las calabazas van a seguir juntas. Por ahora grabaron un sencillo llamado "Pumpkins United" que deja muchas ganas de ver de nuevo esta súper formación de los alemanes. Aquí estamos, aquí vamos, grítalo, hazles saber, somos una luz en la oscuridad, somos Calabazas Unidas.  



Fred Barrios
14 . 07 . 1981
Vocalista de Los Borbotones
Cali

viernes, 27 de octubre de 2017

UNLEASHED EN COLOMBIA, VEINTE AÑOS DESPUÉS – Crónica

Por: Redacción Cavernet Rock
Fotos: Cavernet Rock

GritaRock2017
15 . 10 . 2017
Expoferias, Manizales

A mediados de octubre y tras cuatro años de ausencia, regresamos a la capital caldense para cumplir la cita con un viejo sueño por más de veinte años pues a comienzos de la década del noventa cuando llegaron los primeros álbumes de Unleashed particularmente al Templo del Metal, célebre tienda local caleña desaparecida a comienzos de 2000, nadie creía posible que esta banda llegase a nuestro país. He aquí lo que como fanáticos y espectadores vivimos en el segundo día del GritaRock2017.

Saliendo de Cali en un tour particular, tras inexplicables seis horas de trayecto llegamos a Manizales. En ese momento poca gente había en Expoferias, algunos se quedaron allí mientras otros continuamos en dirección al centro de la ciudad en busca de almuerzo y estirar las piernas además de tomar respetuosa distancia del grupo. Al caer la tarde adquirimos las entradas e ingresamos al recinto, visitar el salón de venta de mercancía, saludar viejos y nuevos amigos del metal provenientes de ciudades como Medellín, Bogotá, Pasto y el Eje Cafetero así como del Valle y su capital mientras en tarima terminaba su participación Cuntcrusher para dar paso a los bogotanos Perpetual Warfare quienes con su propuesta lograron encender parte del público que poco a poco llegaba en mayor número. Reencarnación, la leyenda del utrametal paisa, prosiguió la jornada abriendo con el insigne “Funeral del Norte” y su arsenal de cortes considerados himnos del metalmedallo.

Perpetual Warfare.
Reencarnación.

Tras lo anterior y con una puntualidad cercana a la correcta, Goatwhore procedente de New Orleans descargó más de una hora de brutal black death metal. Grata sorpresa para cierta parte del público fue lo que observamos, algún segmento de este manifestó que debería ser la banda principal de la noche. Con todo y esto llegaba lo esperado y principal motivo de peregrinación a Manila este fin de semana festivo, la producción despliega e iza el pendón con la emblemática imagen de Unleashed. Increíble sensación el saber que tendríamos en pocos minutos a la poderosa máquina sueca en vivo.

Goatwhore.

Esta legendaria agrupación es la culpable de aficionar a muchos, incluyendo el equipo de trabajo de esta casa, a este sonido extremo, estridente y bien hecho. Tras el arduo viaje desde su país natal vinieron a tocar atendiendo la invitación exclusiva del Festival. Cabe resaltar que es la primera presentación de la banda en tierras suramericanas. En la previa se les vio compartiendo con algunos seguidores de manera amistosa, bonito y escaso gesto entre tanta personalidad endiosada que rodea el mundo del metal.

Sin más preámbulo y con un intro de música folk nórdica, la primera canción retumbó en el Expoferias, “The Final Silence” sirvió de calentamiento a la noche. De inmediato se nota la calidad, el trabajo, el acople que se siente con un sonido impecable. A menos de tres minutos de presentación los “audiófilos” amantes de la buena ejecución musical ya estábamos sorprendidos, “suenan igual que en los cd´s”, fue el comentario recurrente. Con mucho ánimo y saludos afectuosos al público siguieron con “This Is Our World Now”, clásico inmediato después de ser lanzado en el álbum Midvinterblot para luego seguir con el tema de apertura de Hell´s Unleashed, “Don´t Want To Be Born”. Con tres temas ejecutados se notaba claramente quiénes eran fanáticos de la banda entre el público y quiénes de manera “accidental” presenciaron un despliegue monumental de death metal de la más alta factura. El punto medio de la descarga lo marcó una canción que condensa parte de la ideología lírica de Unleashed, “In The Name Of God”, potente pieza del Victory que fue coreada, cantada, gritada por los fanáticos furibundos de la horda sueca para terminar en éxtasis con “To Asgard We Fly”.

El concierto prosiguió con “If They Had Eyes”, emblemático tema del Where No Life Dwells. En “The Avenger” de manera sorpresiva Johnny interactuó activamente con el público, pausando el toque y enseñando el coro para gritarlo todos al unísono, esfuerzo que se cumplió a medias dada la frialdad de los asistentes aunque personalmente creo que se debe a la mezcla de desconocimiento de la banda y expectativas distintas.

Uno a uno fueron sacando temas de su amplio repertorio, hay que hacer la aclaración que tantos años activos y doce álbumes dan mucho material de donde escoger y por más que los fans queramos escuchar los clásicos y las canciones insignia, a una agrupación en vivo no se le puede exigir material exclusivamente de sus inicios, tal es así que Johnny Hedlund, voz y bajo de la banda hizo el comentario “Estos muchachos están pidiendo que toque canciones que hace quince años no tocamos”, y a la vieja usanza de repasar riffs, tiempos y canciones, se reunieron alrededor de la batería para repasar un poco antes de lanzar la canción. Admirable el ver que hubo de pocas a ninguna equivocación, músicos impresionantes.

Hacia el final del concierto cerraron con “Death Metal Victory”, himno de la agrupación y del metal en general donde pararon varias veces para escuchar los gritos de los aficionados que lastimosamente eran pocos o al menos no los que merecía una agrupación de este calibre. Después de retirarse y ante los gritos de sus fanáticos, hicieron presencia de nuevo para terminar su presentación con “Execute Them All” y “Before The Creation Of Time”, piezas que esperábamos ansiosos.


Pasados unos minutos y con la masa de gente diluyéndose, sorpresivamente la banda saltó a la tarima nuevamente para interpretar una última y significativa canción, “The Inmortals”. Mucha carga de sentimientos ya que en todo momento el líder de la agrupación se refirió a sus fanáticos como “warriors”, término que denota con mucha precisión el camino del metal. Con esta excelente despedida terminó un memorable concierto que a muchos permitió tachar un ítem de la lista de cosas a vivir y presenciar. De Unleashed queda la impresión de haber presenciado el trabajo de toda una vida hecho con pasión, orgullo y fortaleza. Prometieron volver y esperamos que así sea.

Tras esto, evacuar el recinto ante el no muy amable gesto de la autoridad civil colombiana, la despedida y abrazo de rigor de aquellos que partían a sus ciudades de origen o se quedaban en esta para el remate por los lados del Cable, antes de retomar carretera con algo de cansancio pero con la satisfacción de haber podido asistir a la primera y única presentación de Unleashed en Colombia. Comentarios a granel, muchos esperaban que su repertorio se centrara en sus primeros cuatro álbumes –la tercera parte de su discografía– lo cual a todas luces es un despropósito pues si bien la banda se ha mantenido activa en casi treinta años, por el hecho de no haber venido antes no iban a tocar solo lo viejo, no era esta una gira conmemorativa como cuando vino Maiden la dos primeras veces. De buena manera hemos pagado el precio del paso del tiempo. Gracias Manizales, hasta la próxima. Cavernet Rock.
“Rise, my armies, with power, from Hell, we march…
We are the immortals of a never ending race
...And we shall fight 'til the end”

  

miércoles, 18 de octubre de 2017

EL BLUES DE MI CIUDAD, ENTREVISTA A JORGE VANEGAS

Por: Jose Paschu . Director
Fotos: Cavernet Rock
04  .  10  . 2017
Ritual Cervecería Artesanal, Cali


El presente octubre se realizó el lanzamiento oficial del más reciente trabajo de Vanegas Blues. En la previa conversamos al  con Jorge Luis Vanegas quien nos contó acerca de lo que para él significa grabar un disco de blues caleño, el componer y tocar para este proyecto solista paralelo y para Vulgarxito su banda bogotana, el haber ganado una convocatoria artística municipal y la permanente ruta del blues dentro y fuera del país, entre otras cosas. Llegó el Volumen 2, llegó el Blues de mi Ciudad.

CVR: Buenas tardes Jorge, qué bueno tenerte acá nuevamente en Cali. ¿Para vos qué significa componer blues o mejor qué diferencia hay entre componer blues tanto para Vanegas Blues como para Vulgarxito?

JLV: Esa pregunta me la empecé a hacer hace poco porque escribo para los dos proyectos pero creo que ya es circunstancial, sin embargo sé que Vanegas me permite unas libertades diferentes a las que me da Vulgarxito. Me explico, con Vanegas Blues puedo trabajar solo absolutamente solo, con Vulgarxito trabajo con dos compañeros. Tal vez pareciera ser solista pero no es así porque en Vulgarxito dependo también del concepto de los otros dos cerebros y en Vanegas hago todo yo. Este proyecto se está convirtiendo en un espacio en donde puedo hacer cosas que no voy a hacer en Vulgarxito sin embargo no son incompatibles, todo lo contrario. De hecho, acabo de llegar de un festival en Quito al que me invitaron como Vanegas Blues y los músicos que me acompañaron fueron los de Vulgarxito. (Risas). Es una mezcolanza, no me importa, es muy divertido.

CVR: Este nuevo disco se oye a escala urbana, suena a Cali. ¿De qué hablan las letras del Volumen 2, El Blues de mi Ciudad?

JLV: En realidad este es un disco conceptual porque es una historia a su vez llena de historias propias y ajenas, yo presto cosas de mi vida cotidiana y particular y tomo historias de amigos, de familiares, de animales, de gente cercana y lejana también, historias de la ciudad. Todo lo vuelvo una historia que se desarrolla a través de once canciones donde planteo una introducción como un estado de ánimo que es “Cali Boogie”, que trata de lo que sentimos todos en Cali, cuando uno dice “qué calor que hace” y la solución más tradicional que hemos tenido en Cali es irnos para Pance, pal río. Es algo que es cultural. He querido plasmar a través de una historia de amor y desamor donde surge ese sentimiento pero también está esa pérdida y al final del disco está la reflexión. Igual, las canciones se pueden escuchar por aparte. Se plantea la historia y lo que quiero es hablarlo de forma caleña, de la forma que lo hablamos aquí. El objetivo que busco con esto es que tras hacer presentaciones aquí, allá y hablar con la gente, buscar la identidad de una Cali cultural desde un punto de vista diferente al tradicional. Tradicional como lo que se dice que aquí somos salseros. Existe la salsa y existen otras expresiones culturales y artísticas como también existe el blues desde hace muchos años, décadas, para mí es una tarea y es fundamental hacerlo desde este punto de vista.

CVR: ¿Cómo fue el proceso compositivo y de grabación del disco?

JLV: Después de haber sacado el Volumen 1, yo lo moví, lo presenté, viajé con ese disco y recorrí gran parte del territorio nacional. El Volumen 2 lo empecé a escribir el año pasado y lo concreté este año. Fue un proceso de casi un año completo. Lo que pasa es que yo tenía una forma de trabajar que con el tiempo se convirtió en algo más efectivo y es que antes de entrar al estudio ya tengo todo elaborado. Ya en el estudio yo grabo muy rápido y ya tengo muy claras las cosas, tampoco me meto a hacer una orquesta sinfónica porque no lo sé hacer ni es mi fuerte sino con lo que yo manejo que es hasta trío y de pronto un cuarto elemento.

CVR: ¿Qué significó el haber recibido el premio de la convocatoria Estímulos Cali 2017?, vemos que el CD incluye el logotipo.

JLV: Para mí significó un espaldarazo, estoy sintiendo el apoyo de la ciudad como tal y lo debo aprovechar y retribuir porque de todas maneras aunque yo me fui de Cali hace casi veinte años, no he dejado de venir, uno no deja de ser caleño. Pienso que a pesar de que he escrito y grabado en otros lugares incluyendo Cali, para mí es importante poder devolverle a la ciudad y generar algo para Cali. Cuando me postulo y gano la beca para mí significa cosas muy bonitas porque pude hacer el trabajo, igual lo hubiera hecho sin beca pero pues estoy muy contento por esto. Gracias a ese estímulo económico pude hacer la producción como yo quise.

CVR: De Vol. 1 a este Volumen 2, en cuanto a producción vemos el cambio al ser el primero acústico a una sola guitarra y voz.

JLV: El primer disco fue un accidente acústico, yo lo iba hacer con banda acústica pero el día de la grabación no llegaron los músicos (Risas). Entonces decidí hacerlo acústico, lo iba a hacer con guitarra acústica, contrabajo y batería pero no llegaron. Este nuevo disco sí lo diseñé para hacerlo con banda y de todas maneras el bajista no llegó entonces hice yo el bajo (Risas).

CVR: Sabemos que andas para arriba y abajo en moto por todo el país incluso estuviste en Ecuador hace poco. ¿Qué ha sido lo más gratificante de andar tocando por Colombia?

JLV: Yo creo que lo más importante y gratificante es la recepción de las personas, sobre todo cuando llego a los municipios más desconocidos, que tienen historias supremamente interesantes y que me puedo comunicar con las personas de la manera como ellos reciben lo que yo les llevo y como ellos me muestran lo que tienen. Es una labor de enriquecimiento cultural, conozco músicos tradicionales, músicos contemporáneos y artistas no solamente músicos sino poetas, pintores, actores, bailarines, gente de todas las disciplinas que me enseñan cómo es Colombia. Colombia no es la que sale en folletos, en internet o en televisión sino que es a la vieja usanza, hay que ir y hacerlo personalmente. Creo que en ese sentido es supremamente gratificante y bonito porque eso me muestra que hay una cantidad de gente haciendo muchas cosas y que de todas maneras ellos piensan que hay que llegar a una ciudad como Bogotá, Medellín o Cali cuando lo interesante es que lo hagan ahí en su lugar de origen. Por supuesto que es necesario que pasen a las ciudades grandes, está bien que algunos provincianos como yo nos vamos a las capitales pero es necesario regresar al pequeño lugar de donde venimos y retribuirle porque esa es una manera de hacer nación. Si tú quieres hacer patria, haz tu trabajo bien hecho.

CVR: ¿Crees que hay un boom de blues nacional, consideras que el público apoya, compra, consume blues colombiano?

JLV: Creo que hay una movida interesante, creo que hay una apuesta a escuchar algo diferente, podemos correr el riesgo que por ser una novedad, siendo una música tan antigua, se convierta en una moda pero ya depende de nosotros, de seguir haciendo trabajos, producir y hacer apuestas y propuestas con calidad. Sí veo que hay mucha gente interesada en el tema y me parece muy bacano y es una música que llega fácilmente a donde sea. Si uno si lo propone y lo hace bien, llega a donde sea.

CVR: Se ven bandas de gente joven haciendo blues hoy en día cuando antes se pensaba que el blues lo tocaba sólo gente mayor, incluso hemos visto músicos de rock/metal que descubrieron el blues y se quedaron con él.

JLV: Como yo (Risas)

CVR: A lo que vamos es que existe público que piensa que el blues es como los boleros de alguna manera, que solo es para cuchos.

JLV: Claro, lo que pasa es que la diferencia está en el contexto cultural. A Colombia nos llega primero el rock y después descubrimos el blues. En países como Estados Unidos y de pronto Argentina, el blues es música de gente grande. En los festivales de Memphis o Nueva Orleans uno ve en los jam que el menor tiene cincuenta años. Nosotros éramos los pollos y además extranjeros. En Argentina vos ves gente de setenta años en los bares escuchando blues pero en contexto sí es música vieja. De hecho, para los gringos el tema es preocupante porque ellos sienten que tienen que rescatar las raíces y darle más fuerza al blues porque los jóvenes no están escuchando blues, el público de blues se creció y hay una ausencia de consumidores de blues jóvenes. En Colombia nos pasa al revés, los jóvenes son los que están escuchando blues y si se hace bien, se cultiva y se motiva, va a representar en tener un público de blues para más tiempo.

CVR: Estuviste el año pasado en Memphis con Vulgarxito, tu banda paralela. Como músico colombiano ¿Cómo fue la respuesta del público?

JLV: Como tienen el afán de que no se les muera el blues, cuando ven un extranjero que llega a su territorio, a la meca del blues pues para ellos es sorprendente y lo agradecían. Les parecía extrañísimo pero extraordinario que se hiciera tan buen blues en un lugar tan lejano como “Bogotá” (Acento gringo, risas). Les parecía una locura, varios se sorprendían porque los lugareños tienden a hacer música y querer ser la copia de Elvis Presley, Buddy Guy, John Lee Hooker y hasta el mismo Stevie Ray Vaughan, ser sus émulos como acá tenemos los tributos que se hacen en los bares pero cuando nosotros (Vulgarxito) llegamos con esa forma de tocar blues que es muy fuerte decían que les parecía revitalizante además que lo escuchaban en español. De todas maneras nosotros tenemos unas sesiones, repertorio, de blues que yo digo que son estándar que las podemos tocar en diferentes lugares del mundo, le digo a un músico ve, esto va en sol y ya, vuelta normal y me la acompaña cualquiera y también tenemos otras con unas estructuras especiales que no me las voy a inventar, que se han ido desarrollando a partir de la estructura tradicional además que están cantadas en castellano hablando de historias nuestras.

CVR: Con este nuevo disco ¿Qué sigue? Estás en Cali de promoción por el lanzamiento.

JLV: Sí, en Cali voy a tocarlo con la banda que me acompaña que es Pacho en el bajo y en la batería Carlitos Beltrán. Luego me sentaré a planear la gira pero de todas maneras esto no está sujeto como tal, tengo varias fechas pero como tal será un disco con el que voy a trabajar el resto del año y el año entrante paralelo con Vulgarxito con el que estamos lanzando el Memphis también, que es un disco que ya grabamos hace año y medio y sin embargo con Vulgarxito tengo otro disco que ya está grabado pero por cuestiones de material, para no saturar a la gente lo estamos guardando para el año entrante, La Otra Cara de la Moneda, que es posible que sea un disco doble o que esa otra mitad sea un noveno disco, eso no lo hemos definido.

CVR: No deja de sorprender que tanto con Vanegas Blues como con Vulgarxito tenes una producción muy prolífica ¿Qué otra cosa haces aparte de componer?

JLV: Yo decidí hace tiempo que mi trabajo era ser compositor y tocar mis canciones. Entonces en esa medida es lo que hago durante el día. Algunas personas escogen ser bomberos, otros médicos, yo decidí tomarme muy en serio el oficio de componer blues y rock. Creo que la manera, para ser congruente con eso, es dedicarle todo el día. No todos los días estoy componiendo pero todos los días agarro la guitarra, a practicar, a cantar y repasar mi repertorio. Hoy en día por más que quisiera no me siento con la guitarra a aprenderme un tema de Steve Vai o de Jimi Hendrix, que los quiero mucho pero no tengo tiempo para eso. Tengo demasiado repertorio mío para estarme aprendiendo el de otro porque si quiero salir a los escenarios a hacer lo que hago, lo que yo pienso, para eso necesito muchas horas del día. Cuando no estoy haciendo eso, hago lo que yo le digo “oficina” que es sacar fechas, negociar los conciertos, escribir a convocatorias, gestión y es autogestión. Obviamente tengo puntos de apoyo, que son mis compañeros y hasta mi mamá también. Gracias a ellos puedo tener un poco de tranquilidad para poder llevar esta labor adelante.

CVR: Qué bueno haber podido conversar con vos todo esto acerca del nuevo trabajo. Para terminar, nos gustaría que enviaras un saludo a nuestros lectores en Colombia y el exterior pues son muchos ahí afuera que están pendientes de lo que hacemos.

JLV: Muchas gracias, soy Jorge Vanegas de Vanegas Blues y Vulgarxito y quiero brindar un afectuoso saludo a todos los lectores de Cavernet Rock en Colombia y en el mundo. Un gran saludo y un gran abrazo, mucho blues y que sea rock.

CVR: A vos muchas gracias por tu tiempo, sabemos que estas en gira promocional y que vas camino a reunirte con otro medio de prensa y la puntualidad es menester.

Terminamos así esta cálida entrevista como cálido es el contenido de Volumen 2, El Blues de mi Ciudad cual es el clima de Cali, la ciudad objeto de homenaje en este disco, ver reseña publicada en estas páginas. La presentación en vivo se realizó en el tradicional Auditorio Earle Sherman del Centro Cultural Colombo Americano el pasado 6 de octubre, evento al cual por motivos de último momento no pudimos asistir.

Saludamos y agradecemos a Mauricio Cuevas, Jefe de Prensa del artista en esta ocasión y a Ritual Cervecería Artesanal en cabeza de nuestro colaborador Carlos Orejuela y brewmaster de dicha casa, por facilitar y brindar sus instalaciones para la realización de esta entrevista. Cavernet Rock.


"Cali Boogie" . Volumen 2, El Blues de mi Ciudad
Vanegas Blues (2017)

Con Jorge Vanegas, Carlos Orejuela (Ritual/Colaborador CVR) y Jose Paschu (Director CVR)


Reseña de Volumen 2, El Blues de mi Ciudad, publicada en el enlace: http://cavernetrock.blogspot.com.co/2017/10/vanegasblues-volumen-2-resena.html

Reseña de Memphis, reciente álbum de Vulgarxito, publicada en el enlace: http://cavernetrock.blogspot.com.co/2017/09/vulgarxito-memphis-resena.html