miércoles, 24 de agosto de 2011

ERASE UNA VEZ: PANZER - Homenaje a una Banda Maldita

Por: Jose Paschu . Director
Foto: JF.Paschu . Colección Personal

Hablar de heavy metal o rock duro en España trae consigo el citar a un sinnúmero de agrupaciones que a través de la historia del rock en ese país han contribuido al fortalecimiento de su escena, traspasando fronteras incluso hasta países no hispano-parlantes.

Los madrileños Panzer fueron uno de estos. Llegaron a la industria discográfica colombiana a mediados de los ochenta junto con sus pares Barón Rojo, Sangre Azul y Angeles del Infierno cuyos LP´s fueron prensados aquí.

Su relativo corto caminar comenzó en 1981 al reunirse varios músicos procedentes de Magerit y otras bandas. Carlos Pina en la voz, Pepe Segura en teclados, Rafael Ramos en la batería, Juan Leal en la guitarra y Fernando Díaz-Valdez en el bajo. Ellos ganarían un concurso local de bandas antes de grabar su primer trabajo. Titulado Al Pié Del Cañón (1982), tuvo una característica importante para lo que se hacía en su momento en el país ibérico y fue la inclusión de teclados (Hammond Jupiter 8) además de la variedad de estilos musicales. Editado por Chapa/Zafiro Discos, contenía temas como “Panzer”, “Gedeón”, “El Rock Es Tu Guerra” y “Perro Viejo”. Este último fue todo un himno en su época en España y en uno que otro bar capitalino hoy en día entre aquellos que por edad no vivieron el apogeo de la década que hoy cultivan estética y musicalmente hablando.

Con la misma disquera, su siguiente salida Sálvese Quien Pueda (1983), trajo consigo canciones como “Galones de Plástico” y la balada “Junto a Ti”, uno de los grandes legados a las nuevas generaciones siendo conocidas la versiones que de ella hicieron sus compatriotas Saratoga y Metrópolis VI. Aquí es eliminado el uso de teclados y entra Suso Díaz en la segunda guitarra.

Panzer, históricamente y pese a su heavy metal clásico de buena factura, no tuvo el sonado éxito de otros contemporáneos como Obús y Barón Rojo con quienes compartió techo en Chapa/Zafiro.

Su carrera en estudio continuó en 1985 con Toca Madera. Canciones como “Número Negro”, “Arriba”, “Caña”, “Dios del Rock” y la que da título al disco, se destacan en éste siendo para muchos de sus seguidores su trabajo más completo. La formación vuelve a ser de cuatro integrantes tras la salida de Juan Leal

En 1986 vería la luz Caballeros de Sangre, también publicado en Colombia por Discos Phillips. Su primer corte “No Hay Quién Nos Pare” es otra de las joyas de la agrupación junto a “Volverás Desertor”, “Predicador” y “Fuego Prohibido” que marcaron el momento cumbre en su trayectoria. El álbum favorito de toda su discografía para quien esto escribe además. Contó con la participación de José Antonio Casal en la guitarra en reemplazo de Suso Díaz.

La saga terminaría con un disco en vivo, esta vez bajo el entonces recién establecido sello Avispa que tiene hoy en día como estrellas entre sus filas a Medina Azahara. Titulado Sábado Negro, fue grabado en directo en un conocido auditorio de Madrid en junio de 1987. Carlos Pina en la Voz, Fernando Díaz-Valdes en el bajo, Rafa Ramos en la batería, Alfonso Samos en la guitarra y José Rubio en la segunda guitarra participaron en esta grabación. Según declaraciones de su líder y vocalista, fue apresurado su lanzamiento, el grupo estaba inactivo, la disquera era nueva en el medio y el sonido no resultó de buena calidad.

Sábado Negro en diez cortes mas una obertura hace un pequeño repaso a lo que se puede considerar como los “grandes éxitos” de esta buena banda, quizás desestimada en su momento por alguna parte de la prensa y el público. Carlos Pina al respecto manifestó en entrevista incluida en el libro “Larga Vida Al Rock And Roll” de José Luis Granado (2002), que su música era para los fanáticos del estilo y no para las masas. Además hubo falta de promoción por parte de su disquera ya que, pese a que sus discos fueron prensados en Suramérica y Europa (a través de Mausoleum Records), nunca actuaron en vivo fuera de territorio ibérico factor a todas luces limitante para un grupo en cualquier parte del mundo. Por estas razones los medios le endilgaron el remoquete de “banda maldita”.

Su voz líder, tras el final de la agrupación se dedicó a la radio y con programas como Rompehielos, Música en Negro y Bienvenido al Paraíso, se mantuvo en contacto con la escena actual y las nuevas tendencias musicales.

La banda ha sido objeto de un disco tributo, Despertando al Innombrable, lanzado en 2004 por Red Dragon Records, contiene versiones de grupos españoles y suramericanos como Vendaval, Lorihen, Red Wine, Horcas, Moonlight Fear, Valhalla, Crisis de Fe, entre otros. Se destaca el cover de “Danza de la Muerte” por los thrashers Angelus Apátrida que contó con la voz del propio Carlos Pina. 

La agrupación se reunió nuevamente y ha permanecido activa. Se presentaron en las recientes ediciones del Festival Leyendas Del Rock que se realiza desde 2006 en Murcia y que año tras año articula a la vieja nueva ola española con grupos de hoy, entre los que participan: Banzai, Coz, Leize, Ñu, Warcry, Los Suaves, Saratoga, Tierra Santa, Obús, Rosendo, Barón Rojo, Medina Azahara, Lujuria, Muro, Sobredosis, Leize y más, junto a algunas bandas extranjeras siendo este un momento único para los fanáticos de siempre para poder verles en directo a modo de remembranza de los dorados años ochenta. Su último producto es el DVD en vivo De Infierno a Infinito de 2010.

Panzer ocupa un sitio importante en la historia del rock duro español. Su legado ha permanecido intacto y obtenido el reconocimiento tan esquivo en su momento. Su discografía con Chapa/Zafiro fué reeditada en 2002 en formato CD preservando sus himnos por muchos años más. No hay quién los pare. Cavernet Rock.

"Cada vez está más gente para el rock & roll,
muy bien, así está bien, está creciendo su poder aunque no quieran.
Viva el día y mi postura es que amo el rock,
rock, rock, sólo el rock"
"No Hay Quién Los Pare". Panzer, 1986.