martes, 23 de agosto de 2011

DORO PESCH EN BOGOTÁ, COLOMBIA - Crónica

Por: Jose Paschu
Redactor / Director


La última semana del mes de abril de 2011 hube de retornar a la capital del país para asistir al concierto que la ex vocalista de Warlock, considerada la Reina del Heavy Metal, Doro Pesch, dio por primera vez en un evento titulado “The Female Heavy Metal Fest” que por Colombia reunió a los grupos femeninos nacionales Highway, Kissexy y Virgin Killer, este último de la ciudad de Cali, con quienes asistí como parte de su staff . La agrupación caleña incluyó esta fecha como parte de una mini-gira nacional por Ibagué y Pereira.

El viaje a Bogotá se dio por vía terrestre el miércoles 27 de abril, siete personas incluyendo las integrantes de Virgin Killer fuimos los que viajamos finalmente. Llegando en la mañana nos dirigimos a Dynasty Bar donde su propietario y amigo personal nos acogió para descargar, descansar, un merecido baño tras doce horas de carretera, el almuerzo y un par de cervezas antes de prepararnos para la salida al sitio del concierto: Ozzy Bar Rock, ubicado en la Avenida Boyacá al noroccidente de la ciudad. El desplazamiento se hizo en una van que recogió a la banda junto a las locales Kissexy en Dynasty.

Al llegar a Ozzy, la fila para el ingreso era más bien corta. Unas treinta personas a eso de las 5:00 PM. Como es casi normal, el evento ya acusaba retraso en su inicio debido ajustes en sonido y relativos sin mucha trascendencia. Highway probó sonido y a eso de las 6:00 PM se dio ingreso al público.
Virgin Killer abrió el Festival cerca de las 7:00 PM, su debut en Bogotá incluyó un repertorio de temas propios y un par de covers que calentaron los ánimos de los asistentes que llegaban al local en mayor número. La agrupación caleña de heavy metal con un año de vigencia en la escena nacional se despidió entre los aplausos de los asistentes y una evidente gran acogida de su parte. De inmediato salió a escena Kissexy, tributo femenino a Kiss, grupo local de reciente conformación y pocas presentaciones en vivo. Interpretaron temas clásicos de la banda norteamericana. Acusaron fallas en escena que muy seguramente serán corregidas en el recorrido mismo, tarima tras tarima. Highway, grupo referente a nivel nacional el cual pudimos ver en Cali recientemente (Cuya nota fue publicada aquí en este mismo medio), interpretó canciones incluidas en su hasta ahora único álbum, “Predicción Fatal”, precisamente al momento de tocar la que da nombre al disco invitaron al ex vocalista de Neurosis y hoy con Soulburner, Diego Melo.
Todo estaba listo para el acto central de la noche y solo hasta pasadas las 9:00 PM, con un local lleno de aproximadamente cuatrocientas personas y precedida de los integrantes de su banda, saldría a escena Doro en medio de tremenda ovación. De inmediato la comunión entre el público y la vocalista alemana fue única e interminable. Una a una fueron coreadas las canciones de su repertorio que incluyó la mayoría, si no todos, los clásicos de su paso junto a Warlock. “Earthshaker Rock” dio paso a “I Rule The Ruins”, “East Meets West”, “Hellbound”, “Night Of the Warlock”, “True As Steel” y “We Are The Metalheads”, compuesta en su etapa reciente como himno del Festival considerado más importante en la escena mundial, Wacken Open Air. “Breaking The Law” de Judas Priest, “Metal Tango”, “Burning The Witches” que precedió a la inmensa balada “Für Immer”, “Haunted Heart”, “You´re My Family” y  “Metal Racer” para cerrar el primer bloque con la canción más esperada de la noche, “All We Are”.
Tras un breve solo de batería y el coro “¡Doro, Doro!”, retornarían para tocar “Unholy Love”, “Egypt” con todo y dedicación para su compositor Ronnie James Dio y “Fight For Rock”. Se despedirían tras la inclinación ante su público, el mismo al que Doro durante todo el concierto buscó ya fuese para saludar con el clásico signo de los cuernos (Conocido como “Moloich” e introducido en el mundo del rock por Mr. Dio), el pulgar arriba o para cederles el micrófono y compartir la voz. Al ser un local pequeño, prácticamente pudo ver directamente a todos y cada uno de los asistentes, dedicarles una mirada en fracción de segundos que todo seguidor de cualquier artista atesorará para siempre, incluido quien escribe, cuando ella por segundos y al sacudir la camiseta que portaba de Warlock asintió con la cabeza sonríendo. Una noche casi perfecta con el buen sabor de la presentación de Doro Pesch que, me apena decirlo, se vio opacada por el trato desobligante hacia una de las integrantes de la agrupación caleña de parte de alguien que precisamente hacía parte del staff de una conocida banda bogotana y quien, de la no mejor manera y por la fuerza, quiso ocupar el espacio de la primera. Esto sumado a un condenable suceso en el camerino de las bandas nacionales al no haber seguridad en cuanto a vigilancia del mismo, situación realmente incómoda siendo claro reflejo de nuestra realidad como país.
Agradecimientos especiales a las integrantes de Highway por su buena energía y la disposición para nuestro medio, estarían viajando a Bucaramanga al día siguiente. A David Sandoval (Gracias a quien pude conseguir que Doro firmase dos de mis discos) y el staff de Dynasty Bar como siempre la mejor atención antes, durante y después en el remate del concierto, A Virgin Killer que en la madrugada partió para Ibagué y de ahí a Pereira en su primera gira por el país. A Gonzalo de Rolling Disc, Jaime de MetalHead Magazine, Alejandro y Paula de Alma Dorada, Jackie de Angel Reaper, Nelson de IronClad y Julián de Pasión Eterna. Hasta la próxima. Cavernet Rock.



Publicado previamente en el webmagazine Rock Cultura