martes, 23 de agosto de 2011

QUISIMOS LO MEJOR Y TUVIMOS LO MEJOR - KISS EN COLOMBIA (2009) - Crónica

Por: Jose Paschu . Director


“El espectáculo más grande del mundo”. Así se había anunciado la tan esperada primera visita, otra más, de la agrupación norteamericana a nuestro país del otrora “sagrado corazón”, la “DMG política”, los “falsos positivos” y las “nuevas Emsirvas”. Como se preveía, debido a la fecha programada en sábado de "semana santa", los detractores religiosos y de todo tipo más preocupados por la seguridad y el orden público no se hicieron esperar. Esto debido a los reprochables incidentes un mes atrás que causaron daños materiales a los barrios vecinos del Parque, a la protesta de algunos sectores de opinión para no recibir más eventos de este tipo en ese recinto y a una casi unánime voz de rechazo al telonero nacional escogido por la Organización.
Con una taquilla que superó indefectiblemente las 25.000 personas cuya mayor asistencia estuvo en la localidad más costosa (Platino). El ingreso inició al filo del mediodía ya que no fue permitido acampar previamente como desearon miles de fanáticos.

Habiendo entrado al parque antes de las 3:00 PM, el evento empezó a las 7:00 en punto con la muy de antemano criticada y protestada públicamente presentación del grupo local Memento, cuya sorpresiva escogencia motivó varios grupos en Facebook que convocaron a desestimar su show incluso ante otros medios como el radial. No obstante lo anterior, Memento salió a escena interpretando 3 canciones ante la monumental rechifla y agresiones tanto verbales como físicas del público que les arrojaba bolsas de agua y monedas. Previendo esto se prohibió la venta de gaseosa en envases plásticos, de lo contrario los resultados hubiesen sido más vergonzosos que los evidenciados. Nada qué agregar a tan desafortunada presentación.

Pasó una hora para que unos minutos luego de las 8:00 PM, el telón de boca gigante con el logo de Kiss fuese desplegado segundos antes del característico y largamente esperado grito de: “All Right Bogotá, You Wanted The Best, You Got The Best” para que la banda apareciera en medio del júbilo presente, los fuegos artificiales y el tema “Deuce” de su álbum debut de 1974. En adelante y uno a uno emergieron toda una serie de clásicos de toda una vida como “Strutter”, “Nothing To Lose”, “Hotter Than Hell” con todo y Gene Simmons botando fuego. Esto mientras caía una fuerte lluvia que no amilanó ni a la banda ni al respetable además de la promocionada bandera gigante de 40 x 10 metros de nuestro país con las cuatro caras estampadas y firmada por el público (incluso quien escribe) que aportó económicamente a esa causa, que hizo su aparición en Platino y recorrió todo el parque terminando atrás en Preferencia sucia y mojada más no olvidada.
Mientras tanto Kiss seguía su apoteósica presentación con canciones como “C´mon And Love Me”, “Got To Choose”, “Shout It Out Loud”, “Lick It Up”, “Cold Gin”, “100.000 Years”, “Parasite” y “Let Me Go Rock And Roll”. Se destacaron su corta intervención en “Stairway To Heaven”, el interés de Paul Stanley por hablar en español al saludar al público en repetidas ocasiones, el cantar “a capella” fragmentos de canciones como “Guantanamera” y “Cucurrucucú Paloma” y por demás, ante el insistente clamor por “Forever”, clásico del álbum de 1989 “Hot In The Shade”, la tocaron de modo improvisado como lo reconocieron después. Todo un regalo para los fanáticos asistentes de este país. El punto culminante de esta primera parte del show transcurrida una hora y cuarenta y cinco minutos fue “Rock And Roll All Nite”.
Después saldrían a escena para rematar un recital desde todo punto de vista inolvidable con la interpretación de “I Love It Loud” tras el solo de bajo y la sangre que emanaba de la boca de Gene Simmons, fue elevado hacia lo alto de la tarima. “I Was Made For Loving You”, “Black Diamond” en la voz de Eric Singer, “Love Gun” con el esperado número de Paul “volando” por encima de la localidad de Platino hacia una pequeña tarima en la cabina de sonido y la omnipresente “Detroit Rock City" con la elevación de todo el kit de batería y rodeado de un maremágnum de pólvora, dio Kiss por finalizado su concierto en Bogotá tras dos horas y veinte minutos prometiendo volver a propósito de que grabarán nuevo disco en 11 años de no hacerlo desde el “Psycho Circus” de 1998.

Desde todo punto de vista fue un espectáculo sin precedentes en Colombia, valió la pena tantas décadas de paciencia. El concierto de la gira de los 35 años estuvo a la altura de los efectuados en diferentes ciudades y países alrededor del planeta. Pasarán muchos años para volver a ver algo similar, quién sabe. Hasta la próxima. Cavernet Rock.

Publicado previamente en el desaparecido
webmagazine Rock Cultura