viernes, 31 de marzo de 2017

DESMADRE Y BRUJERIA EN CALI, COLOMBIA – Crónica

Por: Carlos Orejuela
Fotos: Jorge Solarte y Cavernet Rock

28 . 03 . 2017
Shemales Mutilation, N.O.F.E., Hellfish, Brujería.
Green Bird Discoteca, Cali

Cumpliendo la invitación a ver a Brujería, acompañados de dos bandas locales y una nacional el martes 28 de marzo del año en curso, aclarando el cambio de locación a última hora por falta de responsabilidad por parte de los titulares del antiguo Teatro Bolívar y resaltando la proactividad del equipo logístico en encontrar un lugar dispuesto a recibir tanto fanático en tan poco tiempo.


Teniendo en cuenta el estricto horario que rige los establecimientos nocturnos en Cali, el concierto inició realmente temprano. A las 7:15 pm ya estaba todo listo para los Shemales Mutilation quienes tronaron con fuerza el sonido desplegado para ellos. Banda conocida por este servidor, llevan tocando hace ya varios años, esos años se sienten en la madurez de interpretar un género que se puede tomar como la vil representación de la porquería humana. Death/grind pulido en medio de su bestialidad, una puesta en escena que se puede catalogar como calmada para el género, en la música, lo importante, realmente demoledores. Mientras tocaban había poca gente en el salón, una mala costumbre de no ver a todos los artistas por parte de los asistentes, un aspecto a mejorar. Afuera del recinto dispuesto se empezaba a aglomerar lentamente la mancha negra de seguidores y fanáticos, poco a poco llegaba más y más gente.

Con un poco más de público frente a la tarima, N.O.F.E. descarga su hardcore. Banda caleña de buen recorrido, su puesta en escena enérgica calentaba los ánimos interpretando temas conocidos por sus seguidores, lentamente invitaba a ingresar a la multitud que se aglomeró en las puertas y el Parque de las Banderas.


Una breve prueba de sonido fue suficiente para la banda invitada, los santafereños Hellfish agrupación conformada por integrantes con mucha experiencia adquirida en grupos como son Koyi K Utho, Stoneflex y más, extreme metal con fuertes influencias hardcore y grindcore y excelente presencia en tarima. El dúo vocal transmitió electricidad a una sala expectante, como dementes interpretaron canciones propias y covers del metal nacional que los influenció o muy seguramente en su historia personal fueron parte de ello. A pesar de ser relativamente nueva la banda pues opera recientemente (desde 2016), reitero en la experiencia de sus integrantes para saber mover la gente, transmitir esa pasión por la destrucción y el ruido estridente, muy buena impresión dejan en tierras vallecaucanas.

Luces apagadas y el local lleno, humo y pocas luces, flashes esporádicos, hora de Brujería y a lo que vinimos. La mole Nick Barker se sienta en su máquina aplanadora, frente a él se ubican  Juan Brujo, Shane Embury (Napalm Death), Anton Reisenagge (Pentagram) y Sangrón (Miembro fundador). Por sus filas han militado muchos integrantes de agrupaciones famosas en sus géneros pudiendo a llegar a ser miembros icónicos. Brujería sigue siendo la banda  más representativa del grindcore/death metal en español, con solo 4 producciones discográficas en su haber.  Matando Güeros (Roadrunner, 1993), Raza Odiada (Roadrunner, 1993), Brujerizmo (Roadrunner, 2000) y Pocho Aztlan (Nuclear Blast, 2016), en los años noventa con el pasar del tiempo los metalheads poco a poco le dieron el estatus de culto a sus discos y a la banda. “El Desmadre” rompe el silencio, el sonido inconfundible característico del grindcore noventero, uno a uno fueron evacuando sus temas en medio de coreografías y referencias actuadas en tarima. “Colas de Rata”, “La Migra” y “Echando Chingazos” fueron coreadas por el público. Definitivamente, Hongo (S. Embury) es un monstruo para destrozar el bajo, golpe a golpe a las cuerdas y tocando de una manera en la cual uno se pregunta un par de cosas, ¿Cómo suena tan bueno y cuánto tiempo más van a resistir esas cuerdas?.
“Greñudos Locos” logró armar medianamente el mosh pit que fue apagado casi que instantáneamente por aquellos alrededor que querían ver la banda tocar. La batería de Nick Barker es un espectáculo digno de admirar. Técnica, velocidad, precisión y contundencia. El grindcore reconocido por su sonido sucio y disarmónico, para ser disfrutado requiere de músicos de gran talento.

A los Brujería se les vio cómodos con el público caleño, bastantes saludos de afecto por parte de Juan Brujo y Sangrón justo antes de terminar con “No Se Aceptan Imitaciones” cerrando así la primera parte de la presentación. A los coros de ¡¡BRUJERIA!! ,¡¡BRUJERIA!!, vuelven al escenario, machete en mano con los colores de la bandera mexicana, y “Raza Odiada”, “Ley del Plomo” y “Matando Güeros”, llevaron a la cúspide los ánimos en el concierto. Brujería cerró como es tradición en sus presentaciones con “Marijuana”, una versión/parodia sobre la pista de la conocidísima “Macarena”, con baile y coreografía de Juan Brujo causando reacciones abundantes y diversas. Mucho seguidor radical del metal extremo torció los ojos y de inmediato fue a buscar aire fresco. Amor y odio, tal como le escuche decir a un fanático, “para tocar así hay que tener sabor en la sangre”.


Nuestro agradecimiento a los organizadores, String Howling, Visceral y Distorsion, por creer y apostar por la escena caleña y facilitar de manera permanente nuestra labor. Cavernet Rock.


domingo, 26 de marzo de 2017

ROCKSISTENCIA EN CIUDAD NEGRA, POPAYÁN 2017 – Crónica

Por: Jose Paschu . Director
Fotos: Cavernet Rock
S.E.L.F., Ancient Cult, Witchcorpse, Trapped In The Morgue, Reptile, Evil Whiplash, Revenge
Plaza Colonial, Popayán.

Luego de cinco años regresamos a cubrir como medio de prensa un evento en la cercana Popayán. La última vez tuvo lugar con motivo de la gira colombiana de los mexicanos Mourtoria debido a que no se presentarían en Cali.

Con bastante retraso -totalmente ajeno a nuestra intención- el equipo de trabajo llegó a la capital del Cauca pasadas las 10:00 pm cuando Witchcorpse, tercera agrupación en suerte, terminaba su presentación. Antes estuvieron los caleños Ancient Cult y los locales S.E.L.F.. Trapped In The Morgue, representó la escena payanesa con su death metal de marcada influencia norteamericana. A comienzos de mes estuvieron en Cali al igual que el año pasado. Reptile, desde San Juan de Pasto traería su potente evil heavy metal, como denomina su propuesta, que tuvimos el gusto de disfrutar el año anterior en el Univalle Metal Fest siendo para muchos la banda revelación de dicho evento. Esta ocasión reafirmaría lo dicho tocando su material contenido en su primer álbum a la fecha, Solid Metal Rules (2016). 


Evil Whiplash, a quienes vimos por última vez en el Bogothrash 2014 cuando originábamos desde la capital antioqueña, contarían con el apoyo de su público local en diez años de trayectoria y alineación con nuevo vocalista, dejando totalmente satisfechos a los asistentes que en muy buen número llegaron al Plaza Colonial, un bello espacio localizado en pleno centro histórico que cuenta con todas las comodidades y garantías para un festival de esta magnitud.

A continuación llegaría un colectivo muy cercano a esta casa, los antioqueños Revenge. Estas páginas fuera de registrar su discografía desde nuestra salida al aire en 2011, han hecho lo propio con sus presentaciones en vivo en varias ciudades del país, la última había tenido lugar en Medellín hace dos años y esta vez no sería la excepción. La historia cuenta que la primera ciudad colombiana que en la que tocaron fuera de su natal Medellín fue Popayán en 2005 tras haber publicado su primer álbum. Hoy, doce años después, traerían una ajustada selección de su arsenal reciente terminando con un muy pedido “Metal Warriors”. No podría ser otro el cierre de su segmento el cual por el factor tiempo, que suele jugar buenas y malas pasadas en este tipo de festivales, hubo de prescindir de un par de cortes. Con todo y eso, para los payaneses seguidores de la banda esto no fue obstáculo para salir más que felices cuando todo acabó pasadas las 2:30 de la madrugada.


Nuestro agradecimiento para la organización en cabeza de Miguel Muñoz, por la invitación y facilitar nuestra labor en el cubrimiento de prensa, a las bandas, amigos y amigas que se acercaron y compartieron con nosotros un saludo, palabras de apoyo y aliento a nuestra gestión, un abrazo o una cerveza, al igual que a Connie Quiroz y Jhon Jairo Tálaga (Evil Whiplash) por la atención y acogida. Esperamos volver muy pronto. Cavernet Rock.






domingo, 19 de marzo de 2017

FITO PÁEZ, 54 AÑOS DE POESÍA - Crónica

Por: Henry Assia
Cavernet Rock, Bogotá
Fotos: Hernando Bánquez
Solo Piano, una experiencia íntima con la música de éste cantautor argentino que despierta y mueve cada fibra.

El pasado 13 de Marzo, fuimos testigos presenciales de un show único y especial, Fito Páez celebraba en el teatro Jorge Eliécer Gaitán de Bogotá sus 54 años de vida. Fue el último de los dos conciertos que trajo a nuestro país.


“Dale Alegría a mi Corazón”, “Cadáver Exquisito”, “Tumbas de la Gloria”, “11 y 6”, “Parte del Aire”, “Te Aliviará”, canciones de El Flaco Luis Alberto Spinetta y Mercedes Sosa además de otros temas nunca antes interpretados en vivo, de su álbum Sacrificio, hicieron parte de la velada que había iniciado con un medley de éxitos y que dio varios giros durante su desarrollo.

Uno de los momentos más impactantes fue su interpretación a capella de “Yo Vengo a Ofrecer Mi Corazón”, sin micrófonos y con un auditorio completamente conectado.


Fueron noventa minutos de alegría que terminaron con un cántico de feliz cumpleaños que acompañado de una torta, hicieron emocionar a Fito y así, se cerró el telón de una noche inolvidable.

Nuestro especial agradecimiento para Marleny Fandiño por su valiosa colaboración para este medio y el cubrimiento de prensa.



miércoles, 15 de marzo de 2017

GORGUTS EN COLOMBIA - Crónica

Por: Henry Assia 
Cavernet Rock, Bogotá
Fotos: Raúl Vidales, John Freddy Jiménez
El pasado 17 de febrero, contamos con la presencia de la banda canadiense de technical death metal, Gorguts, en el marco de su gira Latinoamerica Pleiades Dust Tour 2017.

Llegaron a Bogotá provenientes de Medellín, donde tuvieron un show la noche anterior y aunque El Subte (lugar destinado para el evento) no estuvo con su máximo aforo, los pocos asistentes que tuvimos la oportunidad de disfrutar de este recital salimos completamente satisfechos.

La noche la abrió Mindless seguida por Cancerbero y Tears of Misery, todas con un nivel impresionante. No hubo queja por sonido o producción, todo estuvo a la altura.


Y fue alrededor de las 12:00 am cuando la banda conformada por Luc Lemay, Kevin Hufnagel en la guitarra, Colin Marston en el bajo y Patrice Hamelin (Cephalic Carnage, Beneath the Massacre) en la batería, se apoderó del escenario y envolvió a cada uno de los asistentes; aunque el público, y me incluyo, esperaba escuchar algo del álbum Considered Dead, la banda le dio prioridad a sus más recientes trabajos, Colored Sands y Pleiades Dust, con un sonido más progresivo pero igual de contundente.


Fue una brutal clase de ejecución la que se recibió aquella noche en el centro de Bogotá teniendo en cuenta la cantidad de eventos que rodearon esta fecha, la vieja guardia cumplió una cita obligada con sus raíces. Agradecimiento especial a Jean Jiménez.